Descripción de alteraciones tratadas en ATEMPRA en niños y niñas de 0 a 12 años


En cualquiera de las alteraciones descritas a continuación hay algo fundamental: El diagnóstico precoz y la rehabilitación adecuada, es decir, frenar la alteración en cuanto esta sea descubierta, ya que con un tratamiento adecuado podemos prevenir consecuencias mucho más nefastas que las que percibimos en principio.

Hipoacusia (también llamada Sordera o Deficiencia Auditiva):
Es la disminución del nivel de audición por debajo de lo normal. La consecuencia más importante de la hipoacusia infantil es crecer sin un lenguaje.


Dislexia:
Dificultad para la adquisición y uso de la lectura y la escritura, para leer y escribir correctamente (tienen dificultades para comprender vocabulario escrito, para escribir cada letra con la orientación correcta,etc.), sin tener por otro lado, una deficiencia intelectual, motriz, visual o de otro tipo que explique dicho trastorno.


Disortografía:
Conjunto de errores de la escritura que afectan a la palabra y no a su trazado o grafía. Frecuentemente va unida a los retrasos del lenguaje oral
, siendo el resultado de un aprendizaje defectuoso, de un medio cultural desfavorable, o de falta de atención o de lectura comprensiva.

Disgrafía:
Escritura defectuosa en su trazado o grafía sin que un importante trastorno neurológico o intelectual lo justifique. Bien por trastornos debidos a una motricidad deficiente o bien por dificultades en la percepción visual de las formas, en la orientación espacial y temporal, trastornos de ritmo, etc.

Dislalias:
Son dificultades muy frecuentes en la articulación del lenguaje. Estos niños y niñas suelen pronunciar de forma incorrecta, ya sea por sustitución, omisión, etc tanto consonantes o vocales como sílabas o palabras completas.

Disfemia:
Es lo que comúnmente denominamos Tartamudez. Provoca dificultades en la emisión de la palabra y alteraciones en la fluidez verbal.

Disglosias:
Problemas articulatorios provocados por lesiones, malformaciones, etc. en los órganos del habla.

Disartrias:
Alteraciones en el habla por trastornos del tono muscular. Pueden deberse tanto a lesiones en el Sistema Nervioso, como a enfermedades de los nervios o músculos responsables del habla.

Afasia:
Pérdida o alteración del lenguaje debido a una lesión cerebral en personas que ya tenían adquirido un lenguaje competente

Disfasia o Trastorno Específico del Lenguaje:
Afectación importante y duradera del desarrollo del lenguaje. Estos niños o niñas suelen tarda en decir las primeras palabras y en combinarlas, y tienen dificultad para recordar palabras y comprender frases.

Trastornos de la comunicación y otros Trastornos graves del desarrollo (TGD):
Son diversos. Los principales son el Autismo, la Psicosis infantil, Síndrome de Asperger. Y aunque cada uno tiene una sintomatología y consecuencias diferentes en la vida del niño, todos coinciden en que afectan gravemente al lenguaje, a las manifestaciones de sentimientos y emociones y a las capacidades de interacción y comunicación con el medio.

Síndrome de Landau-Kleffner (También llamado afasia infantil adquirida, afasia epiléptica adquirida, o afasia con desorden convulsivo):
Es un desorden del lenguaje. Suele darse en niños con un desarrollo normal, generalmente entre los 3 y 7 años de edad, y se caracteriza por la pérdida gradual o repentina de la capacidad para usar o comprender el lenguaje hablado.